El paro crece imparable en Toledo

El paro aumentó en 14.600 personas en Castilla-La Mancha en el segundo trimestre del año, lo que supone un aumento del 8,24 por ciento en relación al trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados se situó en 191.300, siendo una de las comunidades autónomas que registra las mayores subidas junto a la Comunidad Valenciana (57.500), Andalucía (54.600), y Asturias (9.900).
De esta forma, la tasa de paro en la Comunidad Autónoma se situó en el 19,52 por ciento, por encima de la media nacional, que fue del 17,92 por ciento, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha este viernes pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Durante el pasado trimestre el número de personas ocupadas en la región descendió en 8.300, un 1,04% menos, alcanzando el número total de ocupados de 788.800 personas. Respecto al último año, el volumen de ocupados disminuyó en 66.100 personas.
En la provincia de Toledo, el trimestre se cerró con 71.000 parados, y una tasa de paro del 21,28 por ciento. De los desempleados, 38.800 son hombres y 32.300 mujeres. En la provincia se registraron 262.900 ocupados, 160.400 hombres y 102.600 mujeres.
Desde AES Toledo exigimos a las autoridades autonómicas y nacionales que tomen de una vez medidas eficaces contra la continua, vertiginosa y demoledora espiral de destrucción de empleo que sufre la provincia de Toledo. AES AES reclama a la Junta el apoyo, dentro de sus competencias, a propuestas como:

– Focalizar las ayudas, para la creación de empleo, en el sector industrial.

– Atraer a la inversión para la puesta en marcha de nuevas empresas mediante la reducción del Impuesto de Sociedades, de los impuestos autonómicos y asegurando la permanencia de estas empresas en la región mediante obligaciones de permanencia de largo tiempo.

– Congelar la subida de los impuestos municipales y autonómicos que devengaran por la realización de actividades empresariales (IAE, IBI, tasas de residuos para oficinas…) reduciendo el impuesto de sociedades al tipo medio europeo del 20%.

– Promover el cambio de orientación de las Cajas de Ahorro volviendo al objeto social que las fundó, destinando, una vez detraído el 20% para obra social, el íntegro de sus resultados a dar liquidez directa a la familia, PYMES y autónomos, mediante la bonificación de los tipos de interés y la carencia en el pago de los principales de los créditos/prestamos, modelando estos incentivos en virtud de la carga familiar y el número de empleos que se creen.

– Apoyar el desarrollo y estabilización de empleo joven aplicando una política fiscal de módulos para jóvenes emprendedores incorporados a la vida laboral en régimen de autónomos (despachos de abogados, programadores, gestorías, procuradores, corredores de seguros, arquitectos, aparejadores, médicos, enfermeros y similares).

– Potenciar el empleo agrario con el impulso al desarrollo de la agricultura ecológica. Defender de forma efectiva los intereses de los agricultores almerienses en las negociaciones con la UE.

– Eliminar todas las partidas presupuestarias destinadas al mantenimiento de la costosísima autopublicidad de la Comunidad y los Ayuntamientos; aplicar una política mucho más radical de reducción del gasto público.

Castilla-La Mancha encabeza el número de cierres de empresas hasta junio

El número de empresas en concurso de acreedores en toda Españam alcanzó su cifra récord en el primer semestre de 2009, llegando a sumar un total de 2.786 declaraciones, lo que supone un aumento del 172,87% respecto al primer semestre de 2008, según los datos del estudio ‘Demografía Empresarial’ elaborado por Informa D&B. Estos revelan que Castilla-La Mancha registró la mayor subida en el número de cierres con un aumento del 201,14%.
El estudio refleja que en lo que va de año todas las comunidades autónomos españolas experimentaron un descenso en el número de constituciones, a excepción de Ceuta, que las vio aumentar en un 4,88%.
Durante los seis primeros meses del año, las comunidades más afectadas fueron Castilla La Mancha con un descenso del 54,86%, Extremadura con una caída del 42,21%, Galicia con un 37,54% menos y Baleares, donde la creación de empresas descendió en un 36,56%.
Con respecto al capital invertido, si bien el dato acumulado refleja un importante descenso, algunas comunidades como Asturias, Cataluña, Ceuta, La Rioja, Murcia y la Comunidad Valenciana consiguieron aumentar su inversión, de la que destacó el incremento de la inversión en Ceuta, donde se superó el 250% y en Murcia, con más del 115% de aumento.